lunes, agosto 27, 2007

Vivíparos ovulando.

Cuando uno empieza a gestarse, empieza a morirse y así las cosas son para todos siempre. Cuando uno nace y conoce el mundo, aún es sus esbozos más rudimentarios, se percata de que hay que llorar y molestar para hacerse notar y comer. A su vez uno aprende a callarse y pasar inadvertido para no ligar todo el camino.

Uno nace una y mil veces y a la vez muere una y mil veces, porque nacer y morir son lo mismo. Según desde dónde estés morís o nacés, pero siempre conseguís algo. Un buen baby shower o un mal sepelio. Todo sirve para aliviar las muertes y nacimientos del resto. Porque el resto también es muerte y nacimiento.

Cuando dejemos de vivir como humanos podemos empezar a vivir como debería ser la vida en si. De manera totalmente idiota y unicelular, aunque me pregunto: ¿Hay otra manera de vivir?

martes, junio 26, 2007

180

De una manera u otra uno termina haciendo esas cosas contra las que tanto lucha en su cabeza y sobre las que uno argumenta las mil deficiencias o males.

Hoy estoy, como muchos otros, peleando por un lugar. El drama es que me encontré peleando junto a quienes fueron mis mayores enemigos. Hoy, la autoconfianza, la autoestima, la autosuperación... Todas estas formas de ser conmigo mismo son mis aliadas, cuando yo siempre me odié y lo más probable es que me siga odiando.

Supe considerar a la esperanza como la mentira más paupérrima inventada por el hombre. Y hoy es todo lo que tengo. Eso me duele mucho y me hace sentir totalmente imbécil. Es por alguna de estas cosas que considero que he crecido... Y crecer era otra de mis enemistades juradas.

Si llego a tener un hijo, considérenme otra persona, porque el último reducto de personalidad original que traje al mundo se habría muerto.

domingo, abril 08, 2007

Se te quiere y se te extraña (Gordo Dientes Presidente)

Claro que te quiero, a los 3 los quiero. Pero de verdad, como nunca he querido a nadie. Porque son de verdad, porque sus miserias son mis miserias y sus basuras son conmigo. Porque todas sus cosas buenas son mías también. Porque a pesar de que me haga el interesante y de que cambie lo que digo, a pesar de que me aisle y me aliene, siguen conmigo. Y aunque a ustedes les va a soner cursi, boludo y mil giladas más que no quieren, saben que en una mínima medida ,aunque más no sea, también son conmigo.

Si no me obligabas a pensar me lo quedaba guardado y probablemente no salía a relucir mi cursilería. De todas maneras mil gracias por ser ustedes y por quererme a mi.

Yo haría todo lo que está a mi alcance para hacerles bien, y si no lo hago, no es porque no sea bueno, sino porque soy más boludo que bueno.

sábado, abril 07, 2007

Intento 1

Entre un millón de margaritas, con su perfume nauseabundo,
camina ella, dueña del cielo y la tierra, dueña de todo lo etéreo y perecedero.
Cuenta abrojos en un extremo de su vestido, son más de mil y aumentan con cada paso en falso que toma.

Suplica a los astros que le envíen fortuna, gloria y algo o alguien a quién amar. Mas consigue miseria a raudales, desencanto y frustración.

Todos la conocemos, porque cada abrojo de su vestido es uno de nosotros, contados y recontados como pasos en falso de una voluntad ajena, enorme y monumental, que fracasa paso tras paso, arrastrando a cada uno de nosotros por senderos sinuosos.

Ella vive en nosotros y nosotros vivimos en ella cada día menos, cada día peor.

Etiquetas: ,

jueves, diciembre 14, 2006

3

En realidad quiero que seamos amigos -Le dijo con una sonrisa cargada de incomodidad y prosiguió:

- ... Sé que no te caigo muy bien, que generalmente estamos en desacuerdo en todo lo que pensamos... A veces me enojo con lo que pensás y obviamente he visto como me mirás cuando hablo de algo que no te convence, pero... Bueno... Eso quería decirte, que no tengo ganas de llevarme mal con vos.

- Bueno yo en realidad te estaba por cagar a piñas hoy a la salida, pero por esto que me decís...

Y lo cagó a piñas ahí en la oficina nomás.

viernes, noviembre 24, 2006

Es lo que hay...

Estoy intentando juntar data para escribir un cuento o una historia interesante... No mucho más lograda que las cosas que ya tengo, pero en esta voy a poner esmero en que si sea más larga o, por lo menos, menos corta.

Mi idea era la siguiente: Un tipo al que le diagnostican una enfermedad rara incurable y le quedan sólo 7 días de vida. Y lo que hace en esos 7 días que, obviamente, dista mucho de algo que valga la pena. Pero que al fin y al cabo son las cosas que hacemos día a día... y esa sería la mecha de la historia, el día a día que puede ser lo último y uno lo desperdicia.

Me he percatado de que no sé escribir diálogos... Supongo que tengo que empezar a entrenarme en eso, pero tengo paja y mucho mucho mucho que estudiar y me revienta estudiar tanto...

A veces pienso que la vida de un linyera no ha de ser tan espantosa, salvo por la mugre... pero hay duchas en algunas estaciones de servicio... o qué sé yo...

martes, noviembre 14, 2006

Martes... Lindo día, pero estás como lejos

Vestirse es lo de menos... peinarse es molesto, no poder salir en una foto con cara de imbécil (a propósito, porque no tener cara de imbécil es complicado) y verme tan distinto, tan no como quiero. Me quedé colgadísimo y ahora tengo que retomar recién para diciembre los estudios y eso conlleva muchas esperas molestas y apuros más molestos aún. Significa que me dejé estar y me dejé llevar por lo que realmente quería y eso es un avance enorme con respecto a lo que era.

Yo era mucho más molesto con eso de "hacer lo que se debe" aunque no lo creyera (ni lo creo al 100%), yo era mucho más negativo y negligente con respecto a disfrutar. Me pasaba horas sumergido en esos estados de embole, amargura y pesantez cuasi espiritual... Me di cuenta de que retrasé casi un mes las mesas que tanto "añoraba" y todo por estar bien y eso es lo mejor que he hecho en años.

En este momento me siento tan bien que a veces me parece sospechoso, pero es mejor estar bien y sospechando que estar decididamente mal...

domingo, octubre 29, 2006

eeeeeeeeeeee

De las innumerables cosas que pueden pasarle a uno, a mi justo me ha pasado una que de verdad quiero y que me motiva a ser una persna así "en situación" con lo que me gusta, y son ellas, lo que más quiero, aunque suene redundante, cursi y trillado... Las cosas nunca se me habían presentado tan sencillas con respecto a lo que quiero... Y todo lo que circunda mi decisión es totalmente vanal y superficial.

Muchas de las cosas que uno hace como "de fondo" o que establece como leit motiv de lo que va a ser el derrotero de sucesos que uno llama "vida", no son (generalizando y sabiendo que las generalizaciones no son de lo mejor) realmente de fondo ni basamento sustancial de lo que podría ser una vida propiamente dicha. Así uno superpone a la propia felicidad, a las propias ganas de "vivir" un montón de acciones que nos hacen menos felices o que nos hacen sentir menos "vivos", todo porque estas supuestas cuestiones "de fondo" son impuestas y supuestas mejores que las propias ganas de vivir.

En mi caso, me he encontrado (llevado por el hedonismo) con una razón excelente para vivir. Razón que me mueve a las lágrimas por momentos pero siempre de felicidad.

sábado, octubre 14, 2006

Abrir los ojos

Acostarse y despertarse pensando y pensarlo temblando y temblar acostado, tratando de despertar temblando, pensando.

Abrir los ojos y darse cuenta de que no hay nadie más y de que ni siquiera está acá, porque acá está uno solo y que uno es la mitad de lo que realmente es y que ser uno completo es ser dos y que deben haber dos más distanciados que uno.

Levantarse y vivir el día como si hubiera otra forma de sobrellevar esto que a uno le pesa como un ancla sobre el cuello, a esto que es el tiempo y que nunca es como uno lo quiere, siempre es más lento o más efímero y eso te carcome porque yo quiero todo ya. Y ya no viene si no espero. Y espero poder esperar ya, porque de otra forma no llega... Falta mucho para "Ya".

Abrir los ojos y volver a percatarse de que no hay nadie más y de que quienes estában sólo estában y que quiero a quien no está y que cuando esté voy a volver a estar yo, porque así voy a volver a ser uno.

miércoles, octubre 04, 2006

La vida de Carlos

Carlos era un tipo al que le iba bien... De esas pocas personas que siempre sonríen y que se sobreponen con una sonrisa a las adversidades que la vida trae aparejada. El momento en el que se dió cuenta de que esa sonrisa le había ganado más enemigos y adversarios fastidiosos y a la vez fastidiados por esa ventana en su cara con 10000 dientes blancos y brillantes, fue entonces cuando comprendió que estaba confundido.
Una mañana de junio se levantó sintiéndose como nunca antes. Se vistió con su saco de hilo blanco, se perfumó con uno de sus perfumes de diseñador y se pegó un tiro. Se sintió mal y no se soportó.